Yoga para Principiantes - Paso a Paso

Aunque el yoga es una técnica milenaria cuyo conocimiento requiere muchas veces la instrucción de un maestro, su práctica se puede iniciar con la realización de una serie de sencillos ejercicios. A continuación, te proponemos algunos con los que puedes comenzar a practicar en casa, siempre teniendo en cuenta tus limitaciones físicas para evitar que surjan en tu cuerpo posibles lesiones:

el aguila yogaEl águila: Para esta postura empezamos de pie. A continuación, flexionamos ambas piernas y nos inclinamos ligeramente a la izquierda. Flexionaremos la pierna derecha por encima, de manera que el tobillo de la misma pierna llegue al gemelo contrario. Cruzaremos nuestro codo a la derecha y colocaremos nuestras manos frente a nuestro rostro, juntas. Posteriormente, tras mantener durante 30 segundos, repetiremos con la pierna contraria.

 

 

yoga-arbolEl árbol: Nos situamos de pie y con las piernas rectas y las palmas juntas, de tal manera que nuestros codos queden flexionados. Ahora, únicamente tenemos que elevar una pierna y apoyar la planta del pie en el muslo. Mantenemos 30 segundos y, a continuación, repetimos con la pierna inversa.

 

 

la pinza yogaLa pinza: Nos sentamos en el suelo, con las piernas perfectamente rectas. A continuación iremos doblando nuestro cuerpo hacia adelante intentando llegar lo más adelante que podamos, siempre teniendo en cuenta la flexibilidad de cada uno. Posteriormente, dejaremos caer la cabeza de una manera relajada entre nuestros brazos. La idea es ir ganando flexibilidad hasta que podamos llegar a tocar las piernas con nuestra frente.

 

El triangulo yogaEl triángulo: Nos colocamos de pie, con las piernas separadas en torno a un metro y con los brazos estirados a la altura de los hombros. Cogemos aire y giraremos el tronco hacia adelante hasta lograr tocar el pie con nuestros dedos. Aguantaremos durante 30 segundos y, posteriormente repetiremos intentando tocar el otro pie.

 

 

yoga - nino extendidoEl niño extendido: Para esta postura tenemos que ponernos de rodillas en el suelo. Una vez así, apoyaremos los glúteos en los talones a medida que echamos el cuerpo hacia adelante, llegando a apoyar la frente en el suelo y estirando los brazos por encima de la cabeza. Tendremos que intentar permanecer de 30 segundos a 2 minutos en esta posición.

 

comments powered by Disqus